Tu cachorro ya cumplió un año ¿Qué sigue?

Si tu cachorro cumplió un año recientemente, ¡felicidades! Has superado la etapa de cachorro: un año de masticar, cavar, entrenar (y volver a entrenar) y, por supuesto, mucho amor, abrazos y dulces recuerdos. Entonces, ¿qué sigue para ti y tu cachorro ahora que se está convirtiendo en adultos Aquí hay algunas cosas que esperar (y hacer) en los próximos meses.

Oficialmente un adulto joven

Ahora que tu cachorro tiene un año (alrededor de 15 en años humanos), algunas personas lo clasificarán como un perro adulto. Sin embargo, es posible que algunos cachorros de razas grandes y gigantes aún no hayan terminado de crecer. Entonces, ¿deberían estar realmente en la misma categoría que un perro adulto completamente desarrollado?

Una mejor definición puede ser la utilizada por la American Animal Hospital Association (AAHA). Consideran que los perros pasan por cinco etapas de la vida relacionadas con los diferentes enfoques necesarios para el cuidado preventivo del perro: cachorro, adulto joven, adulto maduro, adulto mayor y el final de la vida. Un perro adulto joven según la definición de la AAHA es “Desde la terminación del crecimiento rápido hasta la finalización de la maduración física y social, que ocurre en la mayoría de los perros entre los tres y cuatro años de edad”. Esta definición se ajusta a la mayoría de los perros al año de edad porque, sin importar su raza, han terminado su rápido crecimiento a los 12 meses (consulta esta tabla para ver algunos ejemplos aqui ), incluso si todavía están creciendo hasta su tamaño completo, lo que puede tomar a 24 meses para algunas razas gigantes.

¿Es hora de un cambio de dieta?

Si tu perro ha estado comiendo una dieta especialmente formulada para cachorros, ahora puede ser un buen momento para cambiar a una fórmula para adultos. Para los perros de razas grandes y gigantes que aún no han alcanzado su tamaño adulto, pueden beneficiarse de permanecer en una fórmula para cachorros un poco más. Cada perro crece a un ritmo diferente, por lo que si no estás seguro de si tu perro ha terminado de crecer, consulta con tu veterinario sobre cuándo cambiar a un alimento para adultos.

Comenzar el cuidado dental

Tu perro ya ha perdido todos sus dientes de cachorro, por lo que es un buen momento para comenzar con el cuidado dental, si aún no lo has hecho. El cuidado dental regular en el hogar puede reducir el riesgo de que su perro desarrolle enfermedad periodontal (de las encías), lo que puede conducir a otros problemas de salud. Es importante usar una pasta de dientes para mascotas especialmente formulada porque la pasta de dientes para humanos puede causar malestar estomacal a tu perro.

Mantén el entrenamiento

Es importante continuar con las sesiones de entrenamiento con tu perro para que recuerde lo que aprendió cuando era cachorro. Si no has comenzado a entrenar a tu perro, no es demasiado tarde para hacerlo: puedes enseñarle trucos nuevos a un perro viejo (o adulto joven). También es importante seguir socializando a tu perro para que se sienta cómodo en situaciones nuevas y cuando conozca nuevos amigos (mascotas y personas).

Si tu perro ha dominado los comandos básicos de obediencia, también puede estar listo para comenzar a participar en eventos deportivos. Actividades como la agilidad, carreras de perros, concursos, son una buena manera de mantener a tu perro mentalmente estimulado y en forma, al mismo tiempo que fortalecen el vínculo entre ustedes dos. Y si eres un amante del fitness, también puedes empezar a correr con tu mejor amigo ahora (si es adulto). Consulta con tu veterinario antes de comenzar cualquier deporte nuevo para asegurarse de que sea seguro para tu perro.

Es tiempo de vacunas

Alrededor de este tiempo también es cuando tu perro debe recibir sus refuerzos de vacunación y el examen anual. La combinación principal de vacunas contra el moquillo, el adenovirus canino y el parvovirus canino (DHP o DAP) generalmente requiere un refuerzo al año de edad o 12 meses después del último refuerzo para cachorros. De manera similar, el refuerzo contra la rabia generalmente se administra 12 meses después de la primera vacuna. Tu veterinario determinará las vacunas y el programa apropiado para tu perro y si necesita alguna vacuna no esencial.

Si te mudaste a una nueva ubicación desde la última vez que tu perro fue a la clínica veterinaria, pregúntale a tu nuevo veterinario qué vacunas complementarias se recomiendan para tu perro en esa área, ya que pueden recomendar una vacuna que no era necesaria en tu ubicación anterior. Las estrategias de prevención y tratamiento de parásitos externos e internos también pueden cambiar según tu ubicación.

El primer año con tu cachorro probablemente pasó volando. ¡Pero una vida de diversión y aventuras con tu perro apenas comienza!

Share:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn

Social Media

Lo más Popular

Recibe los ultimos Updates

Recibe las noticias más nuevas Diamond

No spam, solo notificaciones sobre productos y tips sobre las mascotas

Categories

On Key

Related Posts

Abrir chat
¡Hola! Bienvenido a DIAMONDPET.MX
Con gusto atenderemos todas tus dudas.